Por qué saber conversar no es suficiente

A menudo seleccionando candidatos para un puesto, me he encontrado con algunos que, seguros de sí mismos, afirmaban conocer al detalle sus herramientas de trabajo.

En concreto, en social media, no han sido pocos los que me dijeron aquello de “me muevo en las redes sociales como pez en el agua” lo que a mí me hacía pensar malintencionadamente: “¿si sales de ellas te ahogas?”
Ninguno de estos candidatos consiguió finalmente el puesto, y en estas líneas voy a explicar por qué.

1. Que sabes hablar se da por hecho, que sabes qué decir hay que demostrarlo

El problema es básicamente este. Muchas personas creen que saber hablar un idioma, manejar una máquina de escribir, redactar un texto en un procesador, o publicar mensajes en redes sociales es lo que las empresas necesitan. Sin embargo lo que de verdad necesitan es gente que sepa qué hay que decir, qué hay que publicar y por qué. De igual manera que saber escribir no te capacita, por si sólo al menos, para escribir el discurso de… por ejemplo: el presidente de la ONU; saber publicar en redes sociales no te capacita para ser la voz de una marca.

2. Si sólo sabes de medios sociales, tienes mucho que aprender

Los medios sociales solucionan algunos de los problemas que tienen las empresas, pero también crean problemas nuevos. Necesitas formarte, no sólo en el uso de las herramientas, o en el conocimiento de estos medios. Necesitas entender cómo todo esto ayuda a las empresas a generar negocio y cómo resolver los muchos problemas que en el día a día tú y tu empresa tendréis que resolver.

3. Sabemos que dominas las redes online, pero no si también dominas las redes offline

Si te ilusiona la idea de pasar muchas horas al día haciendo lo que más te gusta: participando en las redes sociales, creando contenidos, respondiendo a tu comunidad. ¡Enhorabuena! Pero ten en cuenta que vas a pasar tantas o más horas defendiendo tu proyecto delante de los responsables de tu empresa. Tendrás que conseguir apoyos, tiempo, información y recursos para que todo siga adelante, y no todos van a pensar que tu trabajo es importante. Algunos puede que hasta duden si es necesario. ¿También te mueves como pez en el agua en los pasillos y las salas de reunión?

4. Hemos visto muchos como tú, ¿qué te hace diferente?

Algunos candidatos piensan que todo esto no va con ellos. Quieren aprovechar el momento, trabajar en una profesión con futuro y pasarlo bien. ¿Una profesión con futuro? ¿Sin formación específica? ¿Sin pensamiento estratégico? ¿Sólo por saber hablar y responder?

Cómo profesional de empresa debes siempre pensar en cómo aportas valor con tu trabajo. Tu futuro depende de que seas capaz de ver más allá del día a día, y de que tengas la capacidad de planificar, no sólo lo que vas a hacer mañana, sino dónde debería estar tu comunidad dentro de 6 meses. Si sólo sabes llenar un muro de palabras no creo que ofrezcas un valor que no pueda ofrecer cualquier otro.

5. Los social media son bicicletas para la comunicación

Steve Jobs dijo que los ordenadores son como una bicicleta para la mente: igual que las bicicletas potencian nuestra capacidad para desplazarnos, los ordenadores potencian nuestra mente. A esto yo añadiría: y las redes sociales potencian nuestra capacidad de comunicación.

Cuando era pequeño aprendí a montar en bicicleta, y sin embargo no he ganado nunca un Tour. Quizá sea porque para eso hace falta algo más que saber montar en bicicleta, si bien es el principio y por algún sitio hay que empezar.

Deja un comentario

Desarrollado por Sociable!

2 pensamientos en “Por qué saber conversar no es suficiente