La gota horada la piedra, no por su fuerza, sino por su constancia

La gota horada la piedra, no por su fuerza, sino por su constancia

La gota horada la piedra, no por su fuerza, sino por su constancia

La gota horada la piedra, no por su fuerza, sino por su constancia

Deja un comentario

Desarrollado por Sociable!