Euskal Encounter y Campus Party 2009

Este año he vivido la Euskal Encounter y la Campus Party 2009 de una forma especialmente cercana. Desde Sixjumps hemos tenido la oportunidad de participar en varios proyectos que han dado cobertura a estos eventos. Todos ellos han sido realizados para HoyTecnología, bajo la dirección de Jon Oleaga:

  • La aplicación Facebook Frikitest
  • El especial (microsite) de la Euskal Encounter y el concurso para seleccionar el ordenador más Friki de la Euskal, integrado con Facebook Connect y Twitter.
  • El especial (microsite) de la Campus Party y el concurso para seleccionar el ordenador más Friki de la Campus, integrado con Facebook Connect y Twitter.

Por otro lado, bajo el título “Redes sociales, nuevas formas de comunicación y Marketing” se ha organizado una mesa redonda en la Campus Party, en la que han participado:

  • Facebook: Laura González-Estefani
  • Tuenti: Ícaro Moyano
  • Microsoft: Iñigo Asiaín
  • Red.es: Sebastián Muriel (moderador)

Destaco esta mesa redonda, aparte de por la temática, por la mención que hace Laura González (Facebook) al plugin de Facebook Connect que he desarrollado, minuto 34:15 aprox. (¡Gracias Laura!).

La mesa redonda tiene varios momentos interesantes, por ejemplo cuando trata la privacidad de la información en las plataformas sociales; pero yo destacaría la respuesta de Laura (Facebook) ante la pregunta de Sebastián Muriel:
En Facebook, ¿cuántos empleados hay en España? Y ¿cuántos en la comunidad de desarrolladores?
Laura responde: En España somos 4 empleados, con una comunidad de 1 millón de desarrolladores (que no están en nómina de Facebook).

La clave del éxito de Facebook está en el ecosistema de desarrolladores y negocios que ha conseguido generar sobre su plataforma. Consiste en buscar el beneficio mutuo, para crecer y ganar en un modelo de puertas abiertas, en el que cuanto más das, más recibes.
Facebook no es solo una red social, es además una plataforma de desarrollo de aplicaciones sociales abierta (con normas estrictas), sobre la que cualquiera puede desarrollar sus propios servicios verticales. Estos servicios se benefician de un entorno preexistente, no parten de cero sino de una red social con millones de usuarios. No reinventan la rueda, con elementos base comunes de toda comunidad que el usuario final busca centralizar (perfil, relaciones, lifestream…).